Inicio » Horticultura » Cultivo de tomate en mi huerto urbano
huerto tomate

Cultivo de tomate en mi huerto urbano

Cuándo plantar tomates

Su siembra y plantación deben hacerse en primavera. Este proceso nos resultará un poco difícil si estamos empezando a hacer nuestro huerto urbano, por lo que no se recomienda para principiantes. Debemos hacer la siembra a principios de primavera. Para evitar las heladas, es aconsejable hacer una siembra protegida o en interiores. Las semillas germinan a la semana. Cuando la planta tiene 15-20 cm. se recomienda trasladarla a una maceta al aire libre durante 2-3 semanas más, para que se aclimate a nuestro huerto urbano antes del último trasplante que debe hacerse a los dos meses de la siembra y cuando ya no se registren heladas. En esta plantación definitiva deben enterrarse los tallos hasta las primeras hojas.

El tomate necesita mucho sol para crecer. Debe recibir al menos 6 horas de luz solar directa. Si nuestro jardín o terraza no tiene esta exposición a la luz, es mejor no iniciar el cultivo. El sol tiene que calentar sus raíces, por lo que debemos quitarle las hojas inferiores que dificulten la entrada de los rayos.

Distancia entre plantas

40-50 cm. entre plantas. La distancia entre líneas de cultivo debe ser entre 1 metro y 90 cm.

Sustrato y abono

El tomate necesita suelos ricos, sueltos y fértiles. Por eso se recomienda tratar antes la tierra con estiércol y compost. Durante el crecimiento el suelo debe de tratarse con fertilizante.

Recipiente

Esta planta es bastante grande, por lo que tenemos que disponer de espacio suficiente para su crecimiento. El macetero debe de tener no menos de 40 cm. de profundidad y 20 litros de volumen.

Riego

El tomate debe recibir mucha agua mediante un riego regular. Las raíces tienen que estar siempre húmedas. Tenemos que vigilar las hojas mientras regamos e intentar no mojarlas para evitar enfermedades.

Crecimiento

huerto tomate paloEsta planta es trepadora y tiene que soportar bastante peso. Por eso es necesario, desde el principio, clavar una estaca vertical que guiará su crecimiento. Se recomienda un soporte de 1,5 metros que debemos colocar cuando hagamos la plantación definitiva. Conforme la planta va creciendo, debemos atar el tallo al palo, sin apretarlo demasiado y siempre por debajo de los  ramilletes porque es la parte de la planta que más peso soporta.



También es importante mantenerla bien podada. Debemos eliminar los brotes que salen entre las hojas más grandes, cuando éstas tienen unos 2 cm. Y es importante eliminar algunas hojas de la parte inferior cuando la planta tiene 3 ramilletes.

Recolección

A los 3 meses de cosecha ya podemos recoger nuestros primeros tomates. Se trata de un proceso escalonado. Se recomienda coger el tomate cuando tiene un color entre rojo y verde (este factor también dependerá de la variedad que plantemos). Si lo hacemos así, lo podemos consumir directamente en ensaladas.  Tendremos un alimento natural y rico en vitamina A, B y C y en hierro, calcio, magnesio y potasio. Los que maduren más se pueden usar como conserva o para elaborar salsas.

Para arrancar el tomate y no dañar el tallo, simplemente debemos sostenerlo en nuestra mano y girar hasta que se separe de la planta. En invierno, se aconseja retirar los tomates de la planta y dejarlos madurar dentro de casa para evitar heladas.

Es un cultivo anual. Si lo conservamos dos años, el segundo dará menos frutos.

Consejos

Es compatible con el cultivo de ajos, el cultivo de lechuga, col, apio, el cultivo de espinacas, zanahorias y todos los tipos de hierbas. No se debe cultivar al lado de patatas y pepinos.

Check Also

Las mejores verduras para tu huerto urbano

¿Todavía no conoces los huertos urbanos? Cada día son más personas las que se animan a ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *